Kéfir de Agua, Recetas

Cómo hacer kéfir de agua | ¡Receta y guía paso a paso!

como preparar kefir de agua y muchas recetas

Receta y guía fácil para saber cómo hacer Kéfir de Agua (Tíbicos)

Hola, me gustaría antes de empezar darte una breve introducción sobre qué es el kéfir de agua para los que aún no lo conocen, si ya lo conoces puedes saltarte esta parte 🙂

El kéfir de agua es un agua deliciosa, efervescente, con sabor suave a infusión de frutas, llena de probióticos saludables que curan el intestino, limpian la piel y energizan todo el cuerpo. Y LA MEJOR PARTE … ¡ES MUY FÁCIL DE HACER en casa! Y en mi humilde opinión sabe MUCHO mejor que la Kombucha, y se prepara con mucho menos alboroto.

¡Ahora si comencemos con la guía fácil para ayudarte a comenzar a preparar esta deliciosa bebida en casa!

 

 

🎥 ¿Cómo preparar kéfir de agua? (vídeo de 45 segundos)

 

 

 


❤️
¿Qué es el kéfir de agua?

 

  • Agua fermentada que puede ser también infusionada con frutas. Es similar a la kombucha en que es ligeramente fermentada y efervescente, pero el kéfir de agua se fermenta con granos de kéfir de agua vivos, los que en realidad provienen de un cactus. 
  • El kéfir de agua es completamente diferente del kéfir de leche.
  • No solo es un probiótico sin lácteos, sino que no contiene gluten .
  • Los granos de kéfir de agua se «alimentan» con azúcar y en realidad la metabolizan (consumen), lo que hace que la bebida final sea muy baja en azúcar.

¿Cuánto tiempo lleva hacer kéfir?

¡Se necesitan aproximadamente 2 a 4 días para hacer agua de kéfir, aunque para prepararlo basta con solo 15 minutos de tiempo de elaboración!

 

👩‍🍳 Lo que necesitarás para preparar kéfir de agua

 

 

¿Qué son los nódulos de kéfir de agua?

Así es  como se ven los nódulos de kéfir de agua . Son “granos” suaves y gelatinosos que provienen de un tipo de cactus. Crecen y se multiplican cuando están sanos y alimentados.
Se cree que se originaron en México, donde prosperó en el agua azucarada del cactus «Ountia» (tuna).

 

 

Que son los nódulos de kéfir de agua

 


¿Cómo hacer Kéfir de Agua? (Tíbicos)

 

1. Llena con agua hasta la mitad  dos frascos de vidrio de un litro.

 

frascos para preparar kefir

 

¿Qué tipo de agua usar en el agua de kéfir?

 

  • Utiliza agua altamente mineralizada: ¡el agua dura es mejor que el agua blanda!
  • El agua filtrada, el agua de ósmosis inversa, el agua blanda o el agua con alto contenido de cloro pueden inhibir el crecimiento o incluso provocar la muerte de los granos de kéfir.
  • El agua embotellada tiende a carecer de los nutrientes que alimentan los granos de kéfir, por eso no uses agua embotellada de baja mineralización.

     

2. En el agua, mezcla ¼ de taza de azúcar de caña orgánica por cada frasco.

 

tipo de azúcar para kefir

Seguramente que ahora estarás pensando que hay demasiada azúcar dentro del frasco de cultivo, y que esto debe ser muy alto en calorías para su consumo, pero recuerda que los nódulos de kéfir metabolizan (consumen) el azúcar, lo que significa que básicamente «comen» el azúcar, (esto es lo que los alimenta).
Una vez que los nódulos de kéfir han terminado de hacer su trabajo, el agua es ligeramente dulce y los restos de azúcar son realmente mínimos, lo que encuentro completa y absolutamente fascinante. 

 


¿Qué pasa con el azúcar?

Los nódulos de kéfir son una increíble matriz simbiótica de bacterias y levaduras que trabajan juntas para alimentarse de los azúcares naturales (y a veces también de proteínas y grasas, especialmente en el caso del kéfir de leche) que se encuentran presentes en el azúcar, el agua y los frutos secos.
Las levaduras y las bacterias cooperan, haciendo que los nutrientes que son inaccesibles para uno se digieran en nutrientes accesibles para el otro. Las levaduras descomponen los azúcares simples como la glucosa y la fructosa, convirtiéndolos en etanol y ácido acético. Las bacterias lácticas y productoras de ácido (como los lactobacilos) convierten los azúcares (como la sacarosa) y los carbohidratos complejos (almidones, etc.) en azúcares más simples y ácido láctico.

El ácido láctico y el acético conservan y evitan la contaminación del cultivo por bacterias extrañas dañinas.

El resultado es una bebida que ha convertido gran parte del azúcar en azúcares más simples, ácidos láctico, ácido acético, dióxido de carbono y etanol. También contiene millones de probióticos y es más nutritivo en algunos aspectos debido a los nutrientes más biodisponibles y digeribles de los azúcares y frutos secos, incluido un aumento de vitamina C y muchas vitaminas B.

 


¿Qué tipo de azúcar usar para fermentar kéfir?

 

  • Azúcar de caña orgánico
  • Azúcar de coco
  • Sucanat
  • Rapadura
  • Mascabado
  • Azúcar de palmera
  • Turbinado o azúcar en crudo
  • Azúcar morena
  • Azúcar blanca regular
  • Jarabe de arce puro
  • Piloncillo ( jugo de caña de azúcar evaporado en forma de cono que se encuentra en los mercados mexicanos).

 

azucar para el kefir de agua

 

Haz una mezcla de azúcar

Usar una mezcla de azúcar de caña orgánica , azúcar de coco y sal marina es una combinación realmente nutritiva para los nódulos de kéfir: ¡la pizca de sal marina agrega minerales saludables que el kéfir necesita!
Mezcla 1 taza de azúcar de caña , 1/2 taza de azúcar de coco , 1/4 de cucharadita de sal marina.

3. Agrega el azúcar al agua y remueve con una cuchara de madera hasta que el azúcar se disuelva.

4. Agrega 1/4 taza de nódulos de kéfir de agua a cada frasco.

nódulos de kefir de agua vivos

5. Revuelve suavemente.

limon en el kéfir de agua

6.  Agrega una rodaja grande de limón
Si eres alérgico a los limones o simplemente no te gustan, puedes sustituirlo por naranja, lima o incluso pomelo.
Lo que buscamos al añadir una fruta cítrica es conseguir acidez en el cultivo para prevenir el crecimiento de la levadura Kahm, una levadura inofensiva pero que podría afectar el sabor.

7. Agrega una ciruela o cualquier fruta seca que te guste. Esto lo hacemos simplemente para conseguir un mejor sabor. Aunque las frutas también parecen impulsar la fermentación.
Ni las frutas secas ni el limón son necesarios ni indispensables para preparar el kéfir, pero añádelos si los tienes a mano ya que ayudarán a que tengas un cultivo más protegido y con mejor sabor.

cultivo de kéfir de agua

8. Cubre con una servilleta de cocina fina o papel de cocina. El cultivo necesita respirar, debemos evitar que entren las moscas de la fruta, por eso elegiremos servilletas o papel finos por donde pueda entrar el aire.

9. 1º fermento. Déjalos reposar en la encimera de la cocina durante 2 a 4 días. Dos días si hace calor (en verano), 3-4 días si hace frío. En otoño, por ejemplo, lo dejaremos fermentar por 3 días.

10. Comprueba la dulzura. Después de 2-3 días, el agua de kéfir debería haber fermentado ligeramente, ¡ya puedes verificar su sabor probándola!
Si tiene un sabor muy dulce, entonces no todo el azúcar se ha metabolizado y puedes dejar que el cultivo siga fermentando por más tiempo. Cuanto más dure su fermentación, más picante se volverá y menos dulce, debes encontrar el equilibrio entre sabor y días de fermentación.

Si notas que el agua kefirada después de pasados los días de fermentación no tiene ningún sabor, es posible que no haya fermentado, esto es una señal de que los nódulos de kéfir pueden no estar sanos o vivos. Puedes continuar leyendo aquí si quieres aprender a distinguir nódulos vivos de muertos.

11. SABORIZAR EL KÉFIR: Hay un paso más, el cual es opcional, pero que le da sabor y hace que la bebida sea efervescente y burbujeante. Esto se consigue realizando una segunda fermentación con frutas, vamos a explicar el proceso…
Consigue otro frasco grande o una botella que cierre herméticamente y coloca 1 y 1/2 tazas de fruta fresca en dentro de él.
Puedes usar bayas frescas, melocotones, albaricoques, piña, ciruelas, uvas concord, manzanas o peras. También puede agregar hierbas frescas. 

  1. Cuela el kéfir que tendrás ya fermentado e introducelo en el frasco nuevo junto con la fruta fresca dentro. (Los nódulos de kéfir déjalos a un lado, los utilizarás luego para comenzar una nueva tanda de cultivo).
  2. Llena el frasco dejando espacio de aproximadamente 2 a 3 centímetros en la parte superior

12. SEGUNDA FERMENTACIÓN:  Una vez hechos los pasos anteriores, tapa bien el frasco o botella con una tapa y deja que vuelva a fermentar a temperatura ambiente otras 24 horas. Tu kéfir comenzará a burbujear.

Durante el segundo fermento el kéfir de agua crea gas aumentando la presión. Aunque este es el resultado que queremos conseguir para lograr tener un kéfir burbujeante, debemos tener cuidado durante este proceso y dejar salir un poco de presión del gas, «eructando» la tapa cada 6 -12 horas más o menos (dependiendo de la temperatura de tu cocina). De esta forma evitaremos que la tapa no explote.

frasco para fermentar kefir

 

ADVERTENCIA:  Estas tapas de metal, como en la foto de arriba, tienen pros y contras. Permiten que la presión se acumule sellando el frasco herméticamente y creando un kéfir efervescente y burbujeante, pero pueden explotar si la presión no se libera ocasionalmente. Asique no te olvides, ¡Deben ser eruptados! 
Si necesitas salir de su casa y te preocupa que el frasco explote, simplemente afloja la tapa mientras no estés.

Las tapas de plástico son “auto-eruptantes”, si estás fuera de casa por más de 8 horas, te recomendaría usar estas. La desventaja es que las tapas de plástico no permiten que la presión se acumule lo suficiente, por lo que el kéfir no es tan burbujeante.

13. Después de 24 horas la fruta flotará en la superficie y es hora de refrigerar la bebida.
Una vez que esté frío, pruébalo. Puedes colar la fruta, comerla (no te hará daño) o mantenerla en dentro de tu agua kefirada.
En mi caso yo siempre la dejo dentro, lo hago para que la fruta siga infusionando por más tiempo ya que me gusta su sabor. Cuando voy a servirme un vaso cuelo la fruta mientras vierto en un vaso el kéfir. Depende de ti y de tus gustos.
Para conseguir una bonita presentación, o para regalar, puedes colar , embotellar y agregar fruta fresca, así consigues que el kéfir luzca más tentador.


La levadura Kahm y cómo evitar que crezca

Si ves una levadura blanca encima de tu segundo fermento, lo más probable es que sea levadura kahm.

La levadura Kahm es inofensiva pero afectará el sabor de una manera desagradable. Si tu kéfir tiene levadura Kahm, asegúrate de enjuagar los nódulos de kéfir con agua pura y limpia antes de guardarlos en un frasco limpio y sin residuos de jabón.
A continuación cubrelos con agua limpia y alimentalos con azúcar. Esto debería evitar que vuelva a aparecer.

Consejos extra para evitar el crecimiento de la levadura Kahm

  • Asegúrate de agregar cítricos a tu agua de kéfir.
  • Asegúrate de que todos los frascos estén siempre limpios.
  • Deja menos espacio libre en la parte superior del frasco para que entre oxígeno durante la segunda fermentación (2 cm aproximadamente).
  • Enjuaga la fruta antes de usarla, ya que esto también puede introducir la levadura.
  • A veces, la levadura Kahm puede crecer cuando la temperatura del ambiente es demasiado cálida, evita mucho calor.

 

¿Cómo detener la fermentación, almacenar y mantener los nódulos de kéfir?

  1. Los nódulos de kéfir que colaste anteriormente se pueden almacenar en un frasco más pequeño dentro del refrigerador en agua azucarada. 
  2. Cuando los nódulos están refrigerados, estamos deteniendo la fermentación que normalmente ellos hacen, por eso debes alimentarlos  al menos una vez a la semana para mantenerlos sanos y vivos. Son más felices cuando en realidad están haciendo kéfir de agua, asique intenta dejarlos que hagan kéfir al menos una vez a la semana.
  3. Si deseas hacer agua de kéfir con más frecuencia (o hacer crecer los nódulos más rápido para poder regalar algunos), puedes dejarlos en la encimera a temperatura ambiente y alimentarlos con azúcar cada dos días.
  4. Para mantenerlos en el refrigerador, necesitas agregar una vez a la semana 1 cucharada sopera de azúcar y 2 tazas de agua por cada taza de nódulos de kéfir. Puedes cambiar el agua cada 2-3 semanas sin ningún problema pero nunca debe faltar el azúcar.
  5. Cuanto más fríos se mantengan, más lento metabolizarán el azúcar. Cuanto más calientes estén, más rápido metabolizarán el azúcar y necesitarán ser alimentados con más frecuencia.
  6. Puedes saber si los granos tienen «hambre» probando el líquido; si no es dulce y es más ácido, probablemente estén listos para ser alimentados. Si el agua es dulce, no tienen hambre y no necesitan ser alimentados.

     

kefir de frambuesa

Arriba, kéfir de agua burbujeante, espumoso y con infusión de frambuesa: ¡es realmente el mejor!

kefir de frambuesa y chia

Hay tantas versiones para hacer … ¡las posibilidades son infinitas! Aquí está el kéfir de agua de fresa con semillas de chía : ¡energizante y refrescante!

Kefir de melocotón

¡Arriba puedes ver un kéfir de agua de melocotón!

A continuación te muestro un kéfir de agua de frambuesa, probablemente mi favorito.

kefir de frambuesas

Y aquí abajo hay un kéfir de agua de shiso, ciruela y jengibre.

kefir de ciruela

¡Aquí está el kéfir de agua de fresa y albahaca! ¡ñam ñamm!

kefir fresas y albahaca

¡Las posibilidades son infinitas! ¡Consigue nódulos de kéfir de agua y pruébalo!

¡Te encantará! ¡Lo prometo!

 

Receta Kéfir de Agua

Una guía simple para hacer kéfir de agua, una refrescante bebida probiótica con infusión de frutas hecha con nódulos de kéfir de agua (granos de cactus) que es burbujeante, efervescente y muy saludable.

  • 2 – 3 Frascos de vidrio
  • Colador
  • Toalla o servilleta de cocina
  • 1/4 taza de kéfir de agua (vivo)
  • 8 tazas de agua
  • 1/2 taza de azúcar (dividida)  (azúcar de caña orgánica , coco o una mezcla *** (¡esto será metabolizado por los granos de kéfir, por lo que NO lo consumiremos nosotros!))
  • 2 rodajas de limón ((opcional))
  • 2 ciruelas pasas, o dátiles o frutos secos ((opcional))
  • — — –
  • 1/2 tazas de bayas frescas frutales, frutas de hueso (melocotones, ciruelas, nectarinas), manzanas, peras, mango, piña, etc.

Adiciones opcionales: jengibre fresco, especias enteras, hierbas.

  • — — –

Mezcla de azúcar : (opcional, pero muy nutritivo para los granos de kéfir)

  • 1 taza de azúcar de caña
  • 1/2 taza de azúcar de coco
  • 1/4 cucharadita de sal marina
  1. Llena dos frascos de vidrio con 4 tazas de agua fría en cada uno.
  2. Agrega ¼ de taza de azúcar en cada uno, revolviendo hasta que se disuelva por completo.
  3. Agrega ¼ de taza de nódulos de kéfir a cada frasco.
  4. Agrega ¼ de agua de kéfir a cada frasco (opcional; obviamente, solo puedes hacer esto después de tu primer lote de kéfir, así queno lo hagas en el primer lote).
  5. Agrega ¼ de una rodaja de limón a cada frasco.
  6. Agrega 1 ciruela deshidratada a cada frasco.
  7. Cubre ambos frascos con un paño fino de cocina y déjalos en la encimera durante 2-4 días.

    2 días si hace calor, 3-4 días si hace frío. Este período de tiempo de 2 a 4 días permite que los nóduloss «coman» el azúcar , por lo que la mayor parte del azúcar se metabolizará y no terminará en la bebida.

  8. Después de 2-3 días, el kéfir habrá fermentado ligeramente, tendrá un sabor picante o ligeramente ácido, pero hay un paso más que le da sabor y lo hace efervescente y burbujeante.
  9. SABOR: Prepara tu tercer frasco y coloca 1 y 1/2 tazas de fruta fresca y madura en él, como bayas frescas, duraznos, mango, piña, ciruelas, uvas concord, manzanas o peras.

    Agrega unas rodajas finas de jengibre o especias enteras si lo deseas. O agrega 1 taza de jugo de frutas, especialmente bueno en invierno cuando la fruta fresca es limitada.

  10. Cuela el agua del kéfir de ambos frascos dentro del tercer frasco limpio con la fruta fresca, colar los granos de kéfir (dejarlos a un lado), desechar el limón y las ciruelas pasas, llenar el frasco limpio (con la fruta) a unos 2 centímetros desde la parte superior.

    Luego cúbrelo bien con una tapa y déjalo en la encimera otras 24 horas, permitiendo que la presión se acumule para conseguir gas en la bebida. Haz «eructar» la tapa del frasco (liberando la presión), cada 8-12 horas aproximadamente, más a menudo, especialmente si está el clima cálido.

    Ten en cuenta que «no eructar» el frasco puede hacer que el éste explote. Si debes dejar los frascos por más tiempo de 24 hs, afloja la tapa o coloca el frasco en el refrigerador para disminuir la fermentación y continúa fermentando en la encimera cuando tengas más tiempo.

  11. ADVERTENCIA:   Las tapas de metal, como en las fotos de arriba, tienen pros y contras. Permiten que la presión se acumule, logrando cerrar el frasco herméticamente, con lo que creamos un kéfir efervescente y burbujeante, pero puede explotar si la presión no se libera ocasionalmente.

    Las tapas de plástico son “auto-eructantes”, asique si estás fuera de casa por más de 8 horas, te recomendaría usar este tipo de tapas.

    La desventaja es que las tapas de plástico no permiten que la presión se acumule lo suficiente, por lo que el kéfir no es tan burbujeante.

  12. Para reiterar: durante la segunda fase de fermentación, el kéfir de agua está creando gas y aumentando la presión, por lo que debes hacer «eructar» el cultivo.

    Con las tapas de metal, debes dejar salir algo de presión, «eructos» cada 6-12 horas más o menos, para que la tapa no se doble ni se abra. Con una tapa de plástico, permanece bien, eructa por sí mismo, pero es menos burbujeante.

  13. Después de 24 horas, la fruta flotará en la superficie y es hora de refrigerarla. Haz eructar, colócalo en la nevera y tapa bien.

    Una vez que esté frío, pruébalo. Puedes colar el kéfir y ponerlo en un recipiente vertible diferente, o simplemente colar cada vez que te sirvas un vaso, dejando la fruta adentro para una infusión de máximo sabor. Depende de tus gustos.

  14. Los granos de kéfir que colaste anteriormente deben almacenarse en un frasco más pequeño.

    Puedes refrigerarlos y alimentarlos con una cucharada de azúcar , todas las semanas, o si estás tratando de hacer crecer más nódulos en tu cultivo para regalar, guarda el frasco en la encimera o en cualquier sitio a temperatura ambiente y alimenta cada dos días.

    Crecen más rápido a temperatura ambiente y más lento en el refrigerador.

⊕ Puedes dividir la receta en dos si te parece mucha cantidad.

⊕ Está bien cualquier tipo de frutas congeladas para la segunda fermentación.

⊕ SÍ, puedes usar con dos frascos en lugar de 3, simplemente consigue frascos más grandes.

⊕ Agregar limón previene la levadura kahm, y la ciruela da sabor y ayuda con la fermentación.

Levadura Kahm: si ves una levadura blanca en la parte superior de tu segundo fermento, lo más probable es que sea levadura kahm. Es inofensivo pero afectará el sabor. Si tienes levadura Kahm, asegúrate de enjuagar los nódulos de kéfir en agua pura y limpia antes de guardarlos en un frasco limpio y sin residuos de jabón. Cubrir con agua limpia y alimentar con azúcar. Esto debería evitar que vuelva a aparecer.
Asegúrate de agregar cítricos a tu agua de kéfir.
Asegúrate de que todos los frascos estén limpios.
Deja menos espacio libre en la parte superior del frasco para que entre el oxígeno durante la segunda fermentación.
Enjuaga la fruta antes de usarla, la fruta puede introducir la levadura.
A veces puede crecer si el ambiente es demasiado cálido, mantén el cultivo a temperaturas óptimas.

Bebidas
Fermentados
cómo hacer kéfir de agua, Fermentados, kéfir de agua, qué es kéfir de agua, recetas de kéfir de agua

 

 

Resúmen:
recipe image
Nombre de la receta:
Cómo hacer Kéfir de Agua
Autor:
Publicado el:
Tiempo de preparación:
Tiempo de cocción:
Tiempo total:
Puntuación media:
51star1star1star1star1star Based on 5 Review(s)

Publicaciones Relacionadas

3 comentarios sobre “Cómo hacer kéfir de agua | ¡Receta y guía paso a paso!

  1. Ana María dice:

    Hola que tal una consulta para darle sabor al agua de kifer se puede poner una cucharadita de polvo de jugos artificiales que vienen en sobres gracias por tu atención estoy probando recién don nueva en esto, gracias por tu atención

  2. Fernando dice:

    Hola amiga me encanta esta página soy nuevo y apenas estoy experimentando pero me encanta leer tus consejos y aprender mucho gracias!

    1. Hola Fernando! Me da mucha alegria saber que disfrutas con todos mis consejos y que aprendes mucho!
      No dudes en preguntarme cualquier cosa que necesites 🙂
      ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *