Kéfir de Agua, Kéfir de Leche

¿Cómo tomar Kéfir?

Cómo tomar kéfir

¿Quieres saber cómo tomar kéfir correctamente? comenzaremos por preguntarte: ¿bebes kéfir todos los días?… o simplemente te bebes una taza de vez en cuando?

Si bien algunas personas no pueden vivir sin una dosis diaria de kéfir, otras lo toman solo ocasionalmente. Esto dependerá de cuál sea su gusto personal o tu propósito, pero si estás buscando consejos sobre la cantidad de kéfir que se recomienda consumir, debes leer este blog en el que te enseñamos cómo tomar kéfir correctamente.

¿Cómo empezar a tomar kéfir?

El kéfir es una bebida fermentada, llena de probióticos, vitaminas, minerales y otros ingredientes saludables. Principalmente, contiene una cantidad considerable de bacterias y levaduras que benefician enormemente a la flora intestinal. Y aunque el consumo de estas bacterias y levaduras sea saludable, es precisamente esto con lo que debes tener cuidado al comenzar a incluir kéfir en tu dieta.

Comienza con una dosis pequeña que irás aumentando en cantidad gradualmente. Lo ideal es que para comenzar no bebas más de 100 ml de kéfir al día.

Probablemente sentirás los efectos del kéfir rápidamente. Depende de qué tan sensible seas y cómo sea tu nutrición. Las reacciones pueden ser molestas y es posible que se vuelvan más intensas hasta que tu cuerpo se adapte.

Algunos de los efectos secundarios que produce el kéfir al comenzar a beberlo son:

  • CALAMBRES 
  • GORGOTEOS DE ESTÓMAGO
  • ESTREÑIMIENTO
  • HINCHAZÓN 

Si nunca antes habías consumido de alimentos vivos, los efectos probablemente serán más obvios. No debes dejar de tomar kéfir si los efectos no son demasiado molestos, ten en cuenta que en unos pocos días tu organismo se acostumbrara.
Si no logras superarlos, deja de tomar kéfir y consulta con tu médico, es posible que el kéfir no sea bueno para ti por diferentes motivos.


¿Qué cantidad de kéfir puedo tomar?

Estas indicaciones aplican tanto para el kéfir de leche (o búlgaros) como para el kéfir de agua (o tibicos):

  • Para los adultos se recomienda comenzar con 1/2 taza (100 ml) por día de kéfir durante la primera semana. Como decíamos al principio, esto ayudará a acostumbrarse al consumo de bacterias y levaduras vivas.
    Realmente, son pocas las personas cuyo organismo no soporta el consumo de kéfir y esto es debido a que su sistema intestinal está dominado por bacterias y levaduras malas que al entrar en contacto con probióticos buenos generan ciertas reacciones que pueden hacer que suframos efectos secundarios como hinchazón, estreñimiento o calambres, es por este motivo que se recomienda comenzar a consumirlo despacio. 

    Una vez superada la primera semana y si ya te sientes cómodo, puedes aumentar la cantidad a 1 taza (200-300 ml) al día.
  • Para los niños, comienza con 2 a 4 cucharadas durante una semana y aumenta a 100 ml por día una vez que se sientan cómodos. El kéfir de leche y el kéfir de agua de coco es el más adecuado para los niños.
  • Para mascotas, los perros también pueden tomar kéfir de leche o de agua, ¡les encanta y es muy saludable para ellos!. Comienza despacio, deja que su intestino desarrolle tolerancia a este nuevo alimente.
    Simplemente vierte 1 a 3 cucharadas de leche de kéfir en su comida diaria y mezclalo. Ten cuidado de no dar a tu mascota una gran dosis de kéfir en las etapas iniciales ya que tu perrito puede sufrir de gases y dolores o molestias estomacales.

¿Cómo tomar kéfir? Dosis recomendadas

Para disfrutar de todo el poder de los probióticos, debes consumir el kéfir en la porción adecuada y durante el tiempo adecuado para comenzar a sentir los efectos deseados, a continuación te explicamos cómo debes hacerlo:

  • Primera dosis (primera semana): 100 ml diarios. Puedes repartirlos en dos raciones. Debes ingerir ambas porciones en la mañana, pues lo lácteos resultan más digeribles durante las primeras horas del día.
  • Sube la dosis de 200 a 300 ml diarios. En la medida en la que notes cómo mejora tu digestión, puedes tomar 2 vasos de 100 a 150 ml. El primer vaso se recomienda por la mañana y el segundo ya puedes consumirlo en el momento de día que prefieras.
    Si ves que tu organismo se ha adaptado bien al kéfir, entonces en este punto puedes consumir la cantidad de kéfir que desees.
    Mantén esta dosis diaria durante al menos 3 meses. 
  • Primera dosis para los niños (primera semana): 25 ml al día. Los niños pueden consumir kéfir, pero la fermentación debe haber tenido un día de fermentación.
  • Se puede subir la dosis a 100 ml en niños. Pasada la etapa inicial de adaptación, el niño puede consumir 100 ml al día, repartidos en dos raciones de 50 ml cada una. Recuerda: antes de comenzar a darle kéfir a un niño, debes consultar con su pediatra.

PRONTO COMENZARÁS A EXPERIMENTAR LOS BENEFICIOS DE BEBER KÉFIR, PERO RECUERDA QUE DEBES BEBERLO HABITUALMENTE DURANTE AL MENOS 3 MESES PARA COMENZAR A NOTAR DICHOS BENEFICIOS.


¿Cuáles son los beneficios de tomar kéfir diariamente?

  • aporte de vitamina B
  • contiene ácido fólico
  • contiene proteínas de fácil digestión
  • aporte de bacterias buenas que ayudan a la digestión
  • contiene cepas antimicrobianas de lactobacilos
  • aumenta la inmunidad
  • apoya la desintoxicación
  • ayuda a equilibrar las bacterias intestinales alteradas por los antibióticos
  • puede curar la piel después de quemaduras graves
  • cura la enfermedad inflamatoria intestinal
  • ayuda a combatir las alergias
  • puede ser consumido por intolerantes a la lactosa
  • baja la presión arterial
  • ayuda a desarrollar la densidad ósea
  • ayuda a combatir la candidiasis
  • puede ayudar a combatir la anemia
  • puede tener un efecto positivo en la prevención y el tratamiento del cáncer

¿Puedo beber la cantidad de kéfir que yo quiera?

Al principio cuando recién comienzas no es recomendable. Tendrás que limitar la cantidad de consumo de kéfir para evitar efectos secundarios. Los efectos secundarios del kéfir como estreñimiento, diarrea o dolores de estómago pueden suceder si tienes algunas condiciones de salud en las que tu médico recomienda consumir menos proteínas, probióticos o alimentos ácidos.
Recuerda que en este caso
debes consultar con médico cuando sientas molestias.

Entonces, en cuanto a la cantidad de kéfir recomendada para consumir, es aconsejable que busques tu propio límite donde te sientas bien. Si es menos o más de 1 taza o es más dependerá de ti y de tu organismo.

Una vez que te acostumbres a beber kéfir, ya no sentirá los síntomas incómodos que sentías al principio. Esto debería suceder en aproximadamente 2 semanas. Pero ten en cuenta que para obtener el mejor resultado, ¡debes beber kéfir todos los días durante al menos 3 meses!

¿Es bueno tomar kéfir con el estómago vacío?

El kéfir es un alimento, por lo que como cualquier otro alimento, podemos tomarlo en el momento del día que queramos.

Aunque tenemos una sugerencia… como ya sabes, el kéfir es una bebida probiótica con muchas bacterias y levadura buenas. Es por esto que si consumimos una porción de kéfir después de cualquier otra comida, esto ayudará a que los los microorganismos recién ingeridos de la comida sean nutridos por los probióticos del kéfir. De esta manera conseguiremos una digestión más saludable en nuestro organismo.

¿Hay alguna indicación que deberíamos de seguir antes de tomar kéfir?

El kéfir es un alimento fermentado natural y no un medicamento o un antibiótico, por lo que no existe ninguna indicación ni prescripción médica para consumirlo.

Las colonias de bacterias del kéfir son como organismos que viajan, ingresan a nuestro sistema digestivo sobreviviendo a nuestras enzimas ácidas y finalmente las que sobreviven pueblan nuestro colon. De esta manera ayudan a que tengamos digestión adecuada y por lo tanto nos beneficiemos de todas las bondades del kéfir.

Resumiendo, podríamos decir que consumir probióticos es siempre una buena opción en nuestra dieta. Consume toda la cantidad que quieras y no te preocupes por el exceso de bacterias beneficiosas que hayas consumido ya que las que nuestro organismo no necesite las desechará a través de las heces.

¿Cuándo es mejor tomar kéfir, por la mañana o por la noche?

Una vez que tu organismo esté acostumbrado a consumir kéfir no debes preocuparte por el horario en el que lo consumes.
En lugar de considerar la mañana o la noche para su consumo, es mejor preocuparnos por consumir una porción de kéfir inmediatamente antes o después de cualquier comida.
Esto ayuda a que sobrevivan más cantidad de bacterias probióticas durante el tránsito gastrointestinal.

Es sabido que la supervivencia de los probióticos muchas veces puede ser complicada si no sabemos cómo consumirlos, esto es debido a que nuestro estómago y duodeno contienen un alto nivel de ácidos que pueden matarlos.

La supervivencia de todas las bacterias probióticas es más segura cuando se consumen junto con una comida o 30 minutos antes de una comida. Sin embargo también es posible consumirlas después de las comidas hasta 30 minutos más tarde, aunque hacerlo de esta manera no asegura toda la supervivencia de las bacterias.

Los alimentos más recomendables para nutrir las bacterias probióticas en su viaje por nuestro sistema digestivo hasta el colon son las verduras verdes de hoja o cualquier alimento que contenga fibra y grasas buenas (por ejemplo, avena, aguacate).

También es una buena idea consumir kéfir junto con la cena o comida de la noche.

¿Se puede tomar kéfir junto con antibióticos?

Los antibióticos matan todo tipo de bacterias ya sean buenas o malas. Es por esto que cuando estamos tomando medicamentos antibióticos es una buena idea ayudar a nuestro organismo a recuperarse dándole un aporte extra de bacterias buenas.

Podemos hacerlo consumiendo cualquier alimento fermentado como el kéfir, esto ayudará a reponer nuestro microbioma más rápido. Sin embargo ante cualquier duda, te recomendamos consultar con tu médico sobre el consumo de probióticos como el kéfir.

¿Cómo consumir kéfir de leche?

El kéfir de leche tiene un sabor amargo, un poco cremoso y tiene un leve olor a levadura. El kéfir es similar a la cuajada, pero no se fija como una cuajada, se ve viscoso y algunas veces líquido.

  1. Puedes beberlo en forma simple, simplemente agregando un poco de sal marina o del Himalaya al gusto y agregando algunas hojas de hierbas como cilantro. Si deseas que la bebida de kéfir esté más líquida puedes diluir con un poco de agua. 
  2. A los que les guste el sabor dulce pueden añadirle cualquier tipo de endulzante o edulcorante. Agrega una pizca de canela en polvo, sabe muy bien.
  3. Si tu kéfir de leche se vuelve demasiado agrio agrega de nata, crema o leche entera a tu kéfir terminado. Agrega la cantidad que sea de tu gusto hasta llegar al punto en el que te guste el sabor.
  4. Utiliza el kéfir como base para batidos y mezclalo con tus frutas favoritas.
  5. Puedes aderezar tus ensaladas de verduras con kéfir de leche o hacer chutneys de menta con kéfir como base en lugar de cuajada o yogur.
  6. Puedes hacer helado usando leche de kéfir como base y agregar algunos sabores como vainilla, fresa, etc.
  7. Úsalo como aderezo para tus cereales, aunque no lo creas, ¡también sabe muy bien con un sabor picante!

¿Cómo consumir kéfir de agua o de agua de coco?

El kéfir de agua o el kéfir de agua de coco tienen un sabor a refresco espumoso con efecto efervescente, al igual que los refrescos (menos azúcar) cuando se sirven fríos.

  1. Se puede beber en forma natural, sabe como a sidra natural. Sabe muy bien cuando se sirve frío.
  2.  Si deseas realzar el sabor puedes exprimir un poco de zumo de limón, añadir un poco de jengibre u hojas de menta o hierbabuena.
  3. También puedes hacer una segunda fermentación durante 24 horas con tus frutas preferidas (naranja, pera, granada, etc.) cortadas o trituradas. Una vez hayas hecho la segunda fermentación, guarda el kéfir en el refrigerador. ¡Este kéfir de frutas contendrá probióticos adicionales y un sabor mejorado!
  4. Si deseas un toque picante en tu kéfir, puedes agregar algunos trozos de corteza de canela.

 

¡Esperamos que hayas disfrutado de este post! No te olvides que si tienes cualquier duda, si quieres contarnos tu experiencia o problema con tu kéfir, puedes dejarnos tu consulta más abajo en los comentarios.

Hasta la próxima Kefiteros y Kombucheros! ¡Gracias por leernos!

En el caso que necesites conseguir kéfir puedes hacerlo en nuestra tienda online.

Resúmen:
¿CÓMO TOMAR KÉFIR?
Nombre del artículo:
¿CÓMO TOMAR KÉFIR?
Descripción:
Para disfrutar de todo el poder del kéfir, lo ideal es incorporarlo paulatinamente en tu dieta diaria ¡Te explicamos cómo hacerlo!
Autor:
Editor:
Oh My Kéfir!
Logo del editor:

Publicaciones Relacionadas

2 comentarios sobre “¿Cómo tomar Kéfir?

  1. Beatriz Sofía Paganini dice:

    necesito saber si puedo consumir kombucha y kefir de leche de manera simultánea

    1. Maria Zehnder dice:

      Hola como puedo beber kéfir de leche cuántas veces al día. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *